CRITICA LITERARIA

El Fantasista
Hernán Rivera Letelier
Editorial Alfaguara, 197 páginas.

Por Marcelo Beltrand Opazo
Publicado en el Dirario el Observador de Viña del Mar
el sábado 17 de febrero de 2007


Hernán Rivera Letelier nuevamente lo logra, con este, su noveno libro. Logra contar una historia que nos entretiene, que nos conmueve. Rivera Letelier tiene muy claro, que de lo que se trata, es de contar historias, de intentar hacer vívido el relato, de que el lector no solamente vibre, sino que también vea y toque a los personajes, bueno, con El Fantasista lo consigue.
La historia es la siguiente, a la salitrera Coya Sur, llega el Fantasista, un hombre capaz de hacer maravillas con el balón de fútbol, pirueta y malabares propias de un eximio jugador. Y llega en el momento propicio, pues, el campamento vive dos acontecimientos que cambiarían las vidas de las personas que trabajan en Coya Sur: la compañía ha decidido cerrar el campamento y junto con eso, deben disputar el último partido de fútbol con sus enemigos deportivos, el equipo de María Elena, los cometierra. En ese escenario hace su aparición Expedito González, El Fantasista. Este personaje aparece por las calles del campamento una semana antes del esperado encuentro. Así se inicia la historia.
Hernán Rivera mantiene la tensión en el relato a lo largo de todo el libro, nos mantiene en suspenso, no sabemos lo que ocurrirá con Expedito González, si tendrá alguna participación en el partido, y sólo en los últimos minutos (páginas), somos testigos del desenlace de los hechos (del partido de fútbol), y de la participación del Fantasista.
Con un lenguaje sencillo (que ya lo caracteriza), Rivera Letelier nos introduce en esta historia, que es nuestra, es chilena. Con personajes reales, va entramando los conflictos sociales. Con un narrador testigo, hábilmente trabajado, que nos guía por las calles de Coya Sur, hacen su aparición los más variados y reales personajes del norte chileno. Es a través de este testigo de los hechos, que la historia, se va desarrollando. El relato se vuelve conmovedor en momento, y la risa se apodera de las escenas en otros. El Fantasista es un libro que entretiene desde la primera página. Pero además, podemos sentir, palpar y sufrir el norte y la sequedad del desierto. Porque ese es el tema de Rivera Letelier, los contrapuntos de nuestra historia, los altivajos que no siempre vemos o no queremos ver. Con cada libros de este autor, nos sumergimos, no como turistas, sino, como aprendices de historia, de nuestra propia historia nacional. Como un pasatiempo entretenido, los libros de Hernán Rivera Letelier nos acercan y nos ayudan a mirarnos, a construirnos.
Hernán Rivera Letelier con su primera novela La reina Isabel cantaba ranchera fue premiado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura en 1994. Dos años después, con el texto Himno del ángel parado en una pata, el Consejo nuevamente premia a Rivera Letelier. A publicado también Fatamorgana de amor con banda de música (1998), Premio Municipal de Novela; el libro de cuentos Donde mueren los valientes (1999); y la novela Los trenes se van al purgatorio (2000). En el 2002, publica Santa María de las flores negras; en 2004, Canción para caminar sobre las aguas; y en 2005, Romance del duende que me escribe las novelas. Ahora, nos entrega este libro El Fantasista.

No hay comentarios:

Vistas

Ovejas frente al Volcán

Ovejas frente al Volcán
Del pintor Hernán Fuenzalida